Una familia del barrio Confluencia, en Neuquén, sufrió días atrás el robo de todos los objetos de valor de su hogar. Esto, lejos de mejorar, empeoró inesperadamente; ya que los ladrones volvieron a atacar a las personas, cuando le robaron la camioneta estacionada afuera del domicilio.

Por lo que comentó la mujer asaltada de Neuquén, el primer robo ocurrió el pasado 6 de enero. Las víctimas aseguran tener pistas sobre dónde puede estar el botín, pero no cuentan con una orden de allanamiento por parte de la Justicia de la capital neuquina.

(gentileza)