El Gobierno provincial presentó en los últimos días un informe sobre el rol de Neuquén en las concesiones de las centrales hidroeléctricas de El Chocón-Arroyito, Piedra del Águila, Alicurá y Complejo Cerros Colorados, las cuales vencerán el año que viene.

El escrito busca consolidar “el posicionamiento activo” de la jurisdicción patagónica frente a la búsqueda de las nuevas licencias. Además, concluye que en 2023 se “extinguirá” el derecho de Nación a decidir sobre el manejo del recurso sin la participación de Neuquén y Río Negro.

El informe consta de unas 59 páginas.

De cara al llamado a los próximos permisos para operar las represas en los ríos Limay y Neuquén, la presentación asegura en su capítulo número cuatro que “la concertación dialogada y consensuada federal será la clave para encontrar esos acuerdos”.

(gentileza)