Pasada las 14 horas, la sirena del destacamento del centro alertó a los vecinos, sumado al movimiento de varios camiones que se dirigían a Rivadavia al 0. Allí el barrio deja de ser plano y comienzan las calles que suben y serpentean, lo que dificulta la circulación.

Esto le pasó a los Bomberos, que pese a llevar cuatro dotaciones, sólo una pudo subir hasta la zona del incendio. El cual puso ser rápidamente sofocado y no se extendió a más viviendas. El fuego inició en una habitación y el rápido accionar de los efectivos impidió que se extienda.

Al lugar se acercaron varias unidades, ya que la concentración de viviendas hace temer que pueda extenderse. También participaron personal de la Comisaría N°23, quienes trabajaron en el ordenamiento del tránsito, lo que permitió la libertad de movimiento de los Bomberos.

(gentileza)