Los números del último parte eran demasiado bajos y más que reflejar una realidad, que invitaba a ser optimistas, fueron producto de los pocos testeos del fin de semana largo. Sin embargo, el salto al día hábil no fue tan impactante y se mantiene la tendencia a la baja. Con la cantidad de fallecidos no pasa lo mismo, porque prácticamente se duplicó con respecto a ayer y Neuquén cruzó la barrera de los 1.900 muertos por coronavirus.

El Comité de Emergencia Provincial anunció que, en las últimas 24 horas, se contagiaron 265 personas y fallecieron otras 13 por el virus pandémico. Con respecto a los 94 casos y los 7 decesos del lunes, es un incremento importante, pero esos números no sirven como referencia y hay que remontarse al último día hábil para comparar, cuando se informaron 382 positivos y 11 muertos. Eso sí refleja la realidad, un descenso en la circulación del virus que no alcanza a repercutir en la cantidad de fallecidos.

(gentileza)