Tiene pocos años de vida pero muchas historias detrás. Los Pumitas es un club que crece en lo deportivo y también desde su rol social, actuando como contención de cientos de pibes y pibas de una zona vulnerable de esta capital.

La noticia ahora es que la entidad del barrio Confluencia incorpora las categorías formativas en el fútbol femenino, con la creación del Sub 16. Es decir, potencia una disciplina en la que ya se destacaba. Pioneros en igualdad e inclusión, en inculcarles valores a su gente.

Mientras tanto, la gran obra de la institución con los pequeños se agiganta día a día. “La mayoría de los chicos son del Barrio Confluencia, Los Pumas, una parte de Belgrano. Tenemos un sector más vulnerable y con sus problemáticas. En su momento dábamos meriendas, somos de asistir a algunas familias con ropa, alimentación. Pendientes de colaborar aparte de lo deportivo”, cuenta sobre el valioso aporte, Caleb Flores, el coordinador de la entidad.

image.png

Caleb Flores, el coordinador del equipo, con las chicas de fondo entrenando (Omar Novoa)

Caleb Flores, el coordinador del equipo, con las chicas de fondo entrenando (Omar Novoa)

“Sin dudas que sacamos a muchos chicos de la calle, para algunos que no tienen la chance de quedarse en casa a jugar con la play, que no viven comodamente, los sacás de la calle y es una satisfacción. También del ocio. Las horitas que pasan acá los chicos del club son claves, sabemos que en el barrio hay problemáticas, el deporte les cambia la cabeza”, refuerza el concepto Flores.

Un modesto y querido club que les abre sus puertas cada día a 200 jóvenes gratuitamente y los educa. “Los valores que les inculcamos son estudiar, hacer deportes, no estar en las calles, evitar las juntas que los van a llevar por mal camino. Los chicos lo agradecen, más en esta época de pandemia que extrañaban las actividades que acá son gratuitas. Tenemos 200 inscriptos y cupos de espera. La zona, la gente del barrio, se muestra muy agradecida. También le damos funcional a los adultos, cedemos el espacio, trabajan hasta iglesias en nuestras instalaciones”, redondea Caleb reconfortado.

“Agradecerle a los profe que más que por dinero vienen porque les gusta lo que hacen y ayudar”, culmina.

Cerca suyo, Cristian Moyano, allegado y baluarte de Los Pumitas destaca el crecimiento del fútbol femenino, que ya competía en Primera y ahora le suma formativas. “Acá se va a jugar Li.de.va.(Liga Deportiva del Valle). Participan 12 equipos y el torneo va durar aproximadamente dos meses y medio. Estamos muy contentos con los logros, con ver que el femenino ahora también tendrá inferiores. Esto es con mucho esfuerzo”, expresa otro hombre importante en la entidad.

Los Pumitas, un club que ruge más que nunca y contiene y asiste con su impecable función a un popular y amplio sector neuquino. ¡Bien ahí!

(gentileza La Mañana)