En los últimos días, Neuquén ha notado una baja en los números de contagiados de coronavirus, más ahora que la tercera ola se aplacó. Aunque los fallecidos son algo que preocupa al Gobierno, la ocupación de camas de terapia intensiva se mantiene estable, engrosada sobre todo por personas sin vacunación.

“Hay 70 personas que atraviesan el coronavirus internadas en unidades de terapia intensiva, en distintos centros de salud de la provincia”, señaló el Ministerio de Salud. “De ellos, un 86% no tiene su esquema de vacunación contra el COVID completo, o bien no tienen ninguna vacuna aplicada para combatir la enfermedad”, sostuvieron sobre el patógeno.

(gentileza)