El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que las quejas de “los exponentes salvajes de la oposición” interfieren en algunas ocasiones en la relación entre el oficialismo y los intendentes de otras fuerzas, aunque destacó el vínculo “de cooperación” desarrollado a lo largo de la pandemia.

Kicillof advirtió: “Este último tiempo lo que observo es que reaparecieron los exponentes salvajes de la oposición, como a nivel nacional. Aquellos que lo que quieren hacer es ser opositor inoxidable, a toda prueba. Siempre tienen de qué quejarse y me parece que de alguna manera eso perturba nuestra relación que ha sido cordial y de cooperación con los intendentes de la oposición”.

En cuanto a las fuerzas que lideran la alianza opositora, subrayó: “La ideología del PRO es muy difícil de caracterizar, porque tiene un discurso basado en encuestas, que es decir lo que la gente o algún sector quiere oír, y después en la práctica cuando fueron gobierno eran un gobierno tremendamente neoliberal ortodoxo. Tienen un discurso de campaña en donde le prometieron a cada uno lo que quería oír, después en el gobierno hicieron lo contrario”.

Kicillof se refirió a los cuestionamientos a las medidas frente a un aumento de contagios de coronavirus y aseguró: “Me gustaría que todo el mundo haga lo que quiera siempre que sea legal. Pero bueno, estamos en pandemia”.

(gentileza La Mañana)