La iniciativa plantea que el 90% del incremento se destinará a la adquisición de vehículos y equipamiento para la preservación de la vegetación y el combate de incendios forestales, con especial énfasis en la zona andina y los bosques de la cordillera patagónica en el territorio provincial. En tanto que el 10% restante se destinará a la partida de personal para incrementar los puestos permanentes bajo Convenio Colectivo de Trabajo.

En los fundamentos, la autora hace referencia a un informe del Servicio Nacional del Manejo del Fuego del año 2017 que sostiene que la provincia tiene una superficie de tierras forestadas, formaciones leñosas nativas y no nativas que supera el millón de hectáreas. Y agrega que, a esa fecha, la provincia había perdido 1.754 hectáreas de bosque nativo en los cuatro años anteriores. En ese sentido, sostiene que los incendios y la tala indiscriminada están deforestando grandes superficies de bosques. Subraya que el cuidado de bosques requiere de la asignación de recursos para la prevención y combate del fuego, pero advierte que el presupuesto de este año incrementó apenas un 17,6% en relación al año pasado. 

(gentileza)