Luego de que pasara Semana Santa y que en la previa del feriado largo se produjeran piquetes en toda la provincia, la entidad que agrupa en Neuquén a los dueños de Hoteles y Restaurantes emitieron un comunicado.

Éste plantea que “una vez más Neuquén vuelve a posicionarse como provincia líder en piquetes que solo redundan en más destrucción del entramado socioeconómico con todo lo que ello conlleva. 
No importa que agrupación, que sindicato o que fuerza viva toma la determinación. Es imposible entender la pasividad de quienes tienen las herramientas para desactivar estos eventos tan gravosos para la sociedad.
Debe haber más diálogo y más consenso para que esto no ocurra, menos cuando de la actividad económica privada depende el financiamiento de las arcas públicas y miles de puestos de trabajo genuinos. 
El turismo y la gastronomía es la actividad más castigada en estos tiempos de peste, y aún no logra recuperar un piso mínimo de actividad. 
Es en ese contexto que un corte de ruta que impida el tránsito de ciudadanos es un ataque directo a una actividad fundamental en el territorio neuquino.
Pedimos encarecidamente a quienes ostentan las herramientas legales y pacíficas para resolver estos conflictos que las utilicen por el bien de la comunidad trabajadora y de una actividad que a pesar de cumplir con todas las medidas sanitarias exigidas agoniza.
Extendemos también este pedido de responsabilidad a quienes cortan las rutas. Deben saber ellos que l actividad privada es la que sostiene los ingresos estatales, atentar contra ella es atentar contra sí mismos. Deben usar otras vías de reclamo que sean respetuosas de los derechos individuales y colectivos y que no afecten derechos de terceros”.

(gentileza)