Cada 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud. En esa fecha, en el año 1948 tras la Segunda Guerra Mundial, se creó la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el propósito de alcanzar el grado más alto posible de asistencia sanitaria para toda la población.

En el mismo año se proclamó la Declaración de los Derechos Humanos con el objetivo de avanzar hacia la construcción de Estados que reconocieran, protegieran y garantizaran condiciones de dignidad para sus habitantes.

Por eso en el 2021, con el camino marcado por las huellas de la pandemia, la OMS eligió el lema “Construir un mundo más justo y saludable”, haciendo foco en que el coronavirus dejó en evidencia una enorme desigualdad en materia de salud.

“Como ha puesto de manifiesto la COVID-19, algunas personas pueden llevar una vida más sana y tener mejor acceso a los servicios de salud que otras, debido enteramente a las condiciones en las que nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen”, sostuvo.

En todo el mundo, algunos grupos luchan por llegar a fin de mes con pocos ingresos diarios, tienen peores condiciones de vivienda y educación y menos oportunidades de empleo, experimentan una mayor desigualdad de género y tienen poco o ningún acceso a entornos seguros, agua y aire limpios, seguridad alimentaria y servicios de salud, destacó la OMS. “Todo ello provoca sufrimientos innecesarios, enfermedades evitables y muertes prematuras. Y perjudica a nuestras sociedades y economías”.

Pero, remarcó, “esto no solo es injusto: es evitable. Por eso pedimos a los líderes que garanticen que todas las personas tengan unas condiciones de vida y de trabajo que favorezcan la buena salud. Al mismo tiempo, instamos a los líderes a monitorear las desigualdades en materia de salud y a garantizar que todas las personas puedan acceder a servicios de salud de calidad cuando y donde los necesiten”.

En el Día Mundial de la Salud, en el cual se busca concientizar e informar, desde la campaña + Salud, que llevan adelante la Legislatura de Neuquén, junto con LU5 AM600 y LMNeuquén, se destacó la importancia de asegurar y sostener el sistema sanitario para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

“La COVID-19 ha golpeado duramente a todos los países, pero su impacto ha sido más acusado en las comunidades que ya eran vulnerables, que están más expuestas a la enfermedad, que tienen menos probabilidades de acceder a servicios de salud de calidad y que tienen más probabilidades de sufrir consecuencias adversas como resultado de las medidas aplicadas para contener la pandemia”.

En este marco, se demandaron políticas públicas que promuevan una atención equitativa y un manejo transparente “para construir un mundo más justo y saludable”.

“Muchas personas y especialmente grupos vulnerables siguen sin tener acceso a una atención sanitaria de calidad. Algunos niños, niñas y adolescentes pueden vivir una vida más saludable y tienen mejor acceso a la salud que otras, debido a las condiciones desiguales en que nacen, crecen, viven y se educan. La pandemia que atravesamos ha exacerbado las condiciones de desigualdad”. (Sociedad Argentina de Pediatría)

(gentileza La Mañana)