Un enorme despliegue se dispuso, luego de que la familia que lo tenía a su cuidado radicó la denuncia anoche en la comisaría de Añelo. Se sospecha de su padre, con quien no tenía acercamiento y que desde el sábado rondaba la casa.

El padre está identificado como Kilín Adrián Zaitsev, y tendría antecedentes por denuncias de violencia, y el niño es Erik Rusakov, de 8 años.

Se lo busca por tierra, agua y aire.El jefe de la dirección Seguridad Añelo, comisario Claudio Vinet, explicó que la denuncia fue radicada en la Comisaría 10 de Añelo bajo la carátula de “Ubicación y Retención de persona” y que los familiares del chico advirtieron que su padre sufre problemas psiquiátricos.“La búsqueda se centra en Fortín Vanguardia, que es río (Neuquén) abajo.

Toda la zona se rastrilla”, agregó Vinet y detalló que participan del operativo vecinos de la zona, personal de Comisaría 49 de Vista Alegre, de Seguridad Metropolitana, de la División Montada y Canes, de la División Aeronáutica con el avión sobrevolando la zona, de Defensa Civil de Añelo, de bomberos voluntarios de Añelo, de Gendarmería Nacional, integrantes de las comunidades mapuche lof Painemil y Kaxipaiñ, y el presidente de la comisión de Sauzal Bonito, entre otros.Erik fue visto por última vez con una persona, ambos a caballo y cruzando el río Neuquén en dirección a Rincón de los Sauces. “Lo que nos interesa sobremanera es encontrarlos a los dos, más con estas elevadas temperaturas”, confió el comisario y agregó que por el momento no descartan ninguna hipótesis.

(gentileza)