El primer día hábil de la semana vino con buenas noticias porque se confirma la baja en la cantidad de fallecimientos diarios por coronavirus. El descenso de los contagios ya era una realidad hace varias semanas, pero los decesos tardaron en disminuir. Tras 39 días, la ocupación de camas de terapia intensiva bajó del 100%. Además, la campaña de vacunación amplió su población objetivo.

Una luz de esperanza empieza a asomar. El Comité de Emergencia Provincial anunció que, en las últimas 24 horas, se contagiaron 168 personas y fallecieron otras seis a causa del virus pandémico.

(gentileza)