Esta campaña impulsada por la Dirección General de las Masculinidades de la Subsecretaría de las Mujeres en conjunto con el Ministerio de Ciudadanía de la provincia del Neuquén, busca desmitificar -a través de los medios de comunicación y las redes sociales con el hashtag #calleslibresdeacosos- que cuando un varón o grupo de varones le grita o dice algo a una mujer en la vía pública no se trata de un piropo sino de una manifestación sexista: el acoso callejero.

“Esta campaña invita a reflexionar y tomar conciencia del acoso cotidiano que viven las mujeres y niñas. Es necesario visibilizar esta problemática para desnaturalizar la violencia de género que implica el acoso callejero y establecer que las calles sean un lugar seguro para transitar, libre de palabras ofensivas de parte de los hombres”, explicó el ministro de Ciudadanía, Ricardo Corradi Diez.

“Podemos decir que el acoso callejero es otra forma de violencia de género, es una agresión que se produce por relaciones desiguales de poder. Quien acosa, el hombre, se cree con derecho de decirle a la acosada, la mujer, lo que piensa de ella, de su físico en general, o hacerle insinuaciones sexuales, incomodándola y generándole un malestar”, dijo la subsecretaria de las Mujeres, Patricia Maistegui.

Así se busca visibilizar y generar conciencia sobre esta forma de acoso sexual que se basa en el género o en la identidad sexual de una persona donde en la gran mayoría de los casos son las mujeres quienes resultan acosadas por varones.

que puedan

(gentileza)